Los 10 mandamientos del branding emocional según Marc Gobe

Los 10 mandamientos del branding emocional según Marc Gobe

El término de branding emocional o emotional branding fue acuñado por el diseñador gráfico Marc Gobe (la persona a cargo de la identidad de marcas como Coca-Cola Company, Starbucks, Victoria’s Secret y más) quien explicaba que uno de los mayores errores de las estrategias en branding recaía en creer que éste se basa en cuotas de mercado cuando en realidad lo hace a base de emociones.

Esta práctica va de construir marcas que atraigan directamente al estado emocional de los consumidores, a sus necesidades e incluso a sus aspiraciones.
 
Este proceso es normalmente utilizado dentro de las estrategias de marketing debido al alto grado de efectividad que muestra para crear una conexión con los usuarios, pues a través de ella se puede apelar a las emociones del consumidor para que ejerza una compra.

Según Marc Gobe, existen 10 mandamientos a considerar si se quiere lograr una estrategia efectiva de branding emocional:
 
De consumidores a personas:
Se dice que hay que dejar atrás aquella concepción de la vieja publicidad donde el consumidor era el ‘‘enemigo’’ a ganar. En su lugar, se deberá ver a éstos como seres que viven y experimentan, para crear una relación de respeto mutuo entre ellos.
 
Del producto a la experiencia:
“Los productos satisfacen necesidades, las experiencias satisfacen deseos”. Campañas publicitarias que apelen por emociones como la curiosidad, el sentido de la aventura o la satisfacción estética definitivamente generarán una impresión en el público.
 
 
De la honestidad a la confianza:
Es importante crear una conexión con nuestros clientes, hacer que confíen en nosotros tal como si se tratara de un amigo.
 
De la calidad a la preferencia:
La calidad debe ser un factor imprescindible, de esto depende el convertirte en una marca líder, ya que genera una fidelización entre clientes y usuarios, siempre y tanto mantengas dicho principio.
 
De la notoriedad a la preferencia:
‘‘Ser conocido no equivale a ser querido’’.

De la identidad a la personalidad:
Y no se refiere a que una marca no debe tener una identidad corporativa, sin embargo debe ir un poco más allá: crear una personalidad única es transmitir un carácter carismático, lo cual resultará en una respuesta emocional por parte de tus clientes.

De la función al sentimiento:
Tal como lo mencionábamos al inicio de este artículo, el emotional branding va más allá de vender las cualidades superficiales o prácticas de un producto, es transmitir una experiencia real al consumidor, una que quiera seguir experimentando y sintiendo al usar nuestro producto.

De la ubicuidad a la presencia:
“La ubicuidad se ve. La presencia emocional se siente’’.

De la comunicación al diálogo:
Los mensajes unidireccionales son cosa del pasado. Hoy en día los usuarios quieren ser escuchados y quieren formar parte de la marca.

Del servicio a las relaciones:
Por último, “el servicio es vender. La relación es reconocer, entender y valorar a los consumidores.”
 
Un estudio reciente de las universidades de Harvard y Yale mostró que el 95% de las decisiones del cliente no son racionales si no emocionales, asegurando que mientras más se involucra el pensamiento la parte lógica va perdiendo relevancia. Es por esta razón que utilizar el Emotional Branding como tu estrategia de marketing puede ser de gran ayuda para alcanzar tus metas como marca.